Candelaria: la nena que sólo quiere jugar al fútbol

Es de Chabás y está en un equipo de varones de la Liga Casildense. El próximo año tiene que fichar y el reglamento no permite anotar mujeres. Esta noche se define su futuro.

Actualizado: Jueves 06 de Diciembre de 2018 – 10:28 hs

Hoy se define el futuro de Candelaria Cabrera, una nena de 7 años cuyo mayor anhelo es seguir jugando al fútbol. Ahora ella practica este deporte rodeada de amigos varones en la Liga Casildense, pero cuando tenga ocho años, tendrá que cumplir con un requisito de AFA: el fichaje.

El problema es que no se puede fichar nenas, y entonces, Candelaria se quedará sin jugar. Pero gracias a la enorme movida en redes sociales de su mamá Rosana Noriega, así como de jugadoras profesionales de la Selección Nacional y otros clubes grandes que pasaron por una situación similar y se ponen en la piel de Candelaria, hoy la suerte de esta nena puede cambiar.

En diálogo con Todo Pasa, Rosana, la mamá de Cande, confía en que su reclamo reciba una respuesta favorable: «Yo creo que sí, aunque sea dos años más de precompetitivos donde no suman puntos, hacen amistosos los sábados… aunque sea eso pedíamos que la dejen jugar mientras sea una nena. Cuando ya preadolece, veremos otras opciones».

«Ella es muy feliz, vive por el fútbol, no le gusta hacer otra cosa que no sea jugar, está todo el día con la pelota», cuenta Roxana sobre esta nena que busca en su familia las respuestas a la infinidad de preguntas que le surgen tras la posibilidad de recibir una negativa a su pedido de seguir jugando en la Liga Casildense.

Lo cierto es que esta noche, una asamblea extraordinaria decidirá si Candelaria puede fichar para el club Huracán de Chabás en la liga masculina, y en caso de no poder hacerlo, tratar de buscar la forma de que pueda seguir cumpliendo su sueño.

Audio: Roxana Noriega, mamá de Candelaria

FUENTE: LT10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.