Fernández y un triunfo que obliga a Macri a una reacción rápida

La victoria del Frente de Todos sobre Juntos por el Cambio es superior al 15%. Los números son contundentes y tiene olor a un triunfo en primera vuelta en octubre.

Actualizado: Lunes 12 de Agosto de 2019 – 10:18 hs

Con más del 98 por ciento de las mesas escrutadas, el Frente de Todos, que postula a Alberto Fernández a la presidencia, ampliaba hoy algunas décimas su amplia victoria de más de 15 puntos en las elecciones primarias sobre Juntos por el Cambio, que propone la reelección del presidente Mauricio Macri.

Los últimos guarismos casi definitivos del recuento provisional de votos que se difundían en la mañana de este lunes, con el 98,67 por ciento de las mesas (98.831) indicaban que la fórmula de Fernández y la ex presidenta Cristina Kirchner obtuvo 11.622.020, el 47,65 por ciento, sobre los 7.824.996, el 32,08%, obtenidos por la fórmula de Macri y Miguel Ángel Pichetto.

Santa Fe: Alberto Fernández se impuso en 12 departamentos

El resultado no solo rompió con lo que pronosticaron las encuestas, sino que también sorprendió por igual al Gobierno y al Frente de Todos, que durante las semanas previas imaginaban un escenario favorable a Fernández, pero con una diferencia mucho menor a los 15 puntos que finalmente se dieron.

Si en los comicios generales del 27 de octubre se repitieran estos números, Fernández se consagraría Presidente en primera vuelta, sin necesidad de enfrentar a Macri en el balotaje pautado para el 24 de noviembre.

Antes de que se conocieran los resultados, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, remarcó que una derrota en las PASO no implica necesariamente que el resultado se repita en las generales y puso como ejemplo lo que ocurrió en las elecciones de 2015, cuando Cambiemos perdió las primarias y la primera vuelta, pero ganó en el balotaje.

Sin embargo, el escenario de este domingo es muy distinto al de 2015: en aquella oportunidad, Cambiemos quedó atrás del Frente para la Victoria en las PASO por unos ocho puntos y en primera vuelta Daniel Scioli le ganó a Macri por apenas tres puntos.

Uno de los datos salientes de la jornada fue la lentitud en la carga de los primeros resultados oficiales, que se esperaba que se dieran a conocer a las 21:00 pero no aparecieron hasta las 22:30.

El Presidente reconoció que el oficialismo tuvo «una mala elección», hecho que permitió vislumbrar que la derrota del Gobierno sería contundente e insistió en que «en octubre se van a definir, tal vez, los próximos 30 años de la Argentina».

«Duele que hoy no hayamos tenido todo el apoyo que esperábamos, mañana seguiremos trabajando. A dormir y a empezar a trabajar desde mañana», expresó.

En tanto, Fernández sostuvo que «la Argentina necesitaba terminar con este tiempo» y, en un mensaje a los votantes más refractarios al kirchnerismo, aclaró: «No venimos a restaurar un régimen, sino a crear una nueva Argentina que tome en cuenta las mejores experiencia».

«En esa Argentina todos tienen lugar. Se terminó el concepto de vengan, de grieta y de cualquier cosa que nos divida», sostuvo el candidato presidencial y remató: «La Argentina se dio cuenta de que el cambio éramos nosotros».

Macri y un obligada reacción rápida y efectiva

La matemática electoral muestra la dificilísima parada que tendrá el presidente Mauricio Macri en las generales de octubre si quiere lograr la reelección, ya que tendrá que conquistar casi la totalidad de los votos que no se inclinaron por él ni por el postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández.

Macri llegó a la Casa Rosada y se reúne con su gabinete

Con el líder del PRO obteniendo 32,08 por ciento, el espacio que no se adentró en la grieta se quedó con 20,27 puntos: sin embargo, el número se reduce si se tiene en cuenta que es casi nula la chance que tiene Juntos por el Cambio de poder conquistar parte de los 871.330 que votaron al postulante del Frente de Izquierda-Unidad, Nicolás del Caño, o a la del MAS, Manuela Castañeira.

Es decir, sin el electorado de izquierda y en caso de mantenerse estable la cantidad de participación electoral, Macri deberá hacer un grandísimo esfuerzo y una campaña descomunal para a sumar casi la totalidad de los 3.310.151 de argentinos que se inclinaron por seis precandidatos en estas elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Así reflejaron el resultado de las PASO los medios del mundo

Ese tesoro electoral está integrado por los 2.006.977 de votos que obtuvo el postulante de Consenso Federal, Roberto Lavagna; los 642.636 sufragios que apoyaron al «provida» Juan José Gómez Centurión; los 533.081 que avalaron las ideas del economista liberal José Luis Espert; los 58.572 que se inclinaron por el nacionalista Alejandro Biondini; los 36.323 del vecinalista Raúl Albarracín; y los 32.562 del postulante del Partido Autonomista, José Antonio Romero Feris.

Los votos en blanco serán otro objetivo que estará en el radar de la Casa Rosada, ya que en las PASO un total de 758.955 argentinos no puso ninguna boleta en su sobre: en tanto, los votos nulos fueron 300.019.

Las próximas horas serán claves para el oficialismo, que tendrá que analizar con qué medidas de gobierno y cómo encara la campaña de cara a las generales del 27 de octubre para intentar captar la mayor cantidad de votos posibles de los ciudadanos que no cayeron en la grieta.

 

FUENTE: NA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.