China lanzó una nueva sonda espacial para traer muestras de la Luna

Esta ambiciosa operación permitirá al gigante asiático probar nuevas tecnologías, cruciales para enviar, como prevé, astronautas al astro lunar para 2030. Se espera que la sonda aterrice en el satélite a finales de noviembre

China lanzó el martes una sonda a la Luna para recoger muestras de rocas lunares y traerlas a la Tierra, la primera operación de este tipo desde la que realizó la antigua Unión Soviética en 1976.

Esta ambiciosa operación permitirá igualmente al gigante asiático probar nuevas tecnologías, cruciales para enviar, como prevé, astronautas al astro lunar para 2030.

El cohete “Larga Marcha 5” propulsó “con éxito” la sonda a las 04H30 (20H30 GMT del lunes) desde el centro espacial de Wenchang, en la isla tropical de Hainan (sur), según la agencia espacial china (CNSA).

La sonda china Chang’e 5 T1 fotografió la Tierra y la cara oculta de la Luna. (CNSA)
La sonda china Chang’e 5 T1 fotografió la Tierra y la cara oculta de la Luna. (CNSA)

La sonda enviada esta vez está diseñada para recoger polvo y rocas lunares, excavando el suelo a una profundidad de dos metros.

“Los científicos chinos y los de otros países tendrán la oportunidad de obtener, para la investigación, muestras lunares traídas por Chang’e 5”, prometió Pei Zhaoyu, director adjunto del organismo encargado de la exploración lunar en la CNSA.

“Pero para China, los objetivos en materia de ingeniería son quizás los más importantes”, consideró .

Pei Zhaoyu, director adjunto del organismo encargado de la exploración lunar en la CNSA. (REUTERS/Tingshu Wang)Pei Zhaoyu, director adjunto del organismo encargado de la exploración lunar en la CNSA. (REUTERS/Tingshu Wang)

Según Chen Lan, analista para el sitio GoTaikonauts.com, especializado en el programa espacial chino, China “quiere utilizar esta misión para afinar las tecnologías necesarias en futuras misiones lunares tripuladas”.

“Es un paso más para ver a chinos en la Luna”, añadió.

“Bastante difícil”

Chang’e 5 es el primer intento de traer de vuelta rocas lunares desde 1976 y la misión Luna 24, no tripulada, que llevó a cabo con éxito la Unión Soviética.

Estados Unidos también trajo muestras durante la misión tripulada Apolo 17 (1972), pero directamente recogidas por los astronautas.

La sonda Chang’e 5 enviada el martes por China pesa 8,2 toneladas. Comprende cuatro partes: un orbitador (que permanecerá en órbita lunar), un módulo de aterrizaje (que alunizará en el satélite), un módulo de ascenso (del suelo hacia la órbita lunar) y una cápsula de vuelta (hacia la Tierra).

El cohete Long March-5 Y5, que transporta la sonda lunar Chang'e-5, se ve antes de despegar del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang, en Wenchang, provincia de Hainan, China, el 24 de noviembre de 2020. REUTERS/Tingshu WangEl cohete Long March-5 Y5, que transporta la sonda lunar Chang’e-5, se ve antes de despegar del Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang, en Wenchang, provincia de Hainan, China, el 24 de noviembre de 2020. REUTERS/Tingshu Wang

La recogida de muestras tendrá lugar cerca del Mons Rümker, un macizo montañoso situado a una altura de más de 1.000 metros en la cara visible del astro lunar.

A diferencia del programa soviético, donde la sonda efectuaba directamente el trayecto Luna-Tierra después de recoger las muestras, China utilizará un método más arduo.

Las rocas se colocarán primero en el módulo de ascenso, que deberá alcanzar la órbita lunar y luego acoplarse al orbitador, antes de ser transferidas a la cápsula de regreso a la Tierra.

“Es probablemente la necesidad de afinar las tecnologías de las misiones tripuladas lo que ha llevado a los ingenieros chinos a adoptar un método tan complicado, o incluso inútil”, apuntó Chen Lan.

“Esto no se ha hecho antes y es efectivamente bastante difícil”, indicó por su parte Jonathan McDowell, astrónomo en el Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, en Estados Unidos.

Pero en caso de éxito, “el sistema chino robotizado de regreso de muestras se convertirá en el más flexible y eficaz”, señala.

Regreso en diciembre

Se espera que la sonda china aterrice en la Luna a finales de noviembre. El regreso de las muestras a la Tierra debería tener lugar a principios o mediados de diciembre.

No es la primera vez que China lanza una nave espacial a la Luna en el marco del programa Chang’e. Ya logró hacer aterrizar pequeños robots teledirigidos, los llamados “Conejos de Jade”, en 2013 y 2019 en misiones precedentes.

El lanzamiento de Chang’e 5 estaba previsto inicialmente en 2017. Pero el fracaso de un vuelo de ensayo el mismo año del cohete “Larga Marcha 5”, indispensable para la misión, llevó a aplazarlo.

China está invirtiendo miles de millones de dólares en su programa espacial para equipararse con Europa, Rusia y Estados Unidos.

En 2003 envió a su primer astronauta al espacio. En 2022, espera ensamblar una gran estación espacial y también quiere enviar hombres a la Luna dentro de unos diez años.

FUENTE: infobae

(Con información de AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
CHAT